Subir al Teide y dormir bajo las estrellas ūüĆü

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas, era una de mis asignaturas pendientes en la isla de Tenerife  y si lo es para ti tambi√©n, espero que este post te ayude a tomar la decisi√≥n y vivas esta experiencia √ļnica.

Y es que el Teide por s√≠ solo impone, los datos que todos conocemos sobre √Čl ( es el pico m√°s alto de Espa√Īa y  el tercer mayor volc√°n de la tierra) ya nos hacen no s√≥lo admirarlo, sino que respetarlo mucho.

Tomamos con unas amigas (Bel√©n y Natalia‚̧ ) , la decisi√≥n de vivir esta aventura y nos pusimos manos a la obra. Si bien, con la informaci√≥n necesaria y el equipamiento adecuado, puedes hacerlo perfectamente por tu cuenta, nosotros quer√≠amos ir m√°s ¬ęseguras¬Ľ y fuimos con una empresa que nos facilitaba los sacos de dormir, esterillas y lo principal, un gu√≠a de monta√Īa que nos acompa√Ī√≥ a nosotras y al resto del super equipo que se form√≥,  a vivir esta aventura, con total confianza y seguridad.  Si te interesa, la empresa se llama Guanche-Aventuras y nuestro s√ļper gu√≠a Tom√°sūü•á .

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Comenzamos – Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

El sendero que realizar√≠amos para ascender, es el N√ļmero  7, que discurre entre Monta√Īa Blanca y el pico del Teide. Tiene una longitud de 8.31 km , un desnivel de 1.188 metros y est√° catalogado con un nivel de dificultad Alto.

Seg√ļn las gu√≠as que consult√©, el tiempo que se tarda en ascender es de 5.30 horas y 4.15 horas en bajar. Luego te contar√© nuestra propia experiencia.

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Partimos a las 18.30 horas desde Monta√Īa Blanca  , dejamos el coche en los aparcamientos habilitados al comienzo del sendero. En nuestras mochilas llev√°bamos todo lo necesario para pasar la noche en el camino, a la intemperie, ya que el refugio de Altavista permanece cerrado y con las energ√≠as a tope y una sonrisa de oreja a oreja, comenzamos a caminar por el sendero, que antiguamente serv√≠a de camino hacia las minas de piedra p√≥mez.

El paisaje es sencillamente espectacular, donde lo que en un d√≠a fue lava se mezcla con la vegetaci√≥n aut√≥ctona como el precioso tajinaste picante, que florece cada primera y que a diferencia del rojo, √©ste vive varios a√Īos.

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Gran asombro nos causaron los impresionantes ¬Ľ huevos del Teide¬ę, que es como se conocen a estas enormes piedras (bolas de acreci√≥n) que bajaron rodando desde los brazos de lava negra hasta que se quedaron detenidas en las faldas del Teide.

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Volveremos a atravesar otra zona importante de piedra pómez y continuamos a lo que sería nuestra primera parada:

Estancia de los Ingleses (2.982m)

La estancia de los Ingleses o la zona Chillout como decía nuestro guía, es una zona donde una de las piedras tiene un vacío en un lateral y que antiguamente se utilizaba para pernoctar, ya que además en la zona se encontraban muchas retamas que se utilizaban para hacer fuego (algo totalmente prohibido ahora) y mantenerse calientes.

Ascender al Teide y pernoctar

Nosotros descansamos un poco, sobre todo lo más agotador es el peso de la mochila, a pesar de llevar lo mínimo, nos tomamos unas fotos y como no, disfrutamos de la maravilla de paisaje que teníamos ante nuestros ojos.

El sol ya comenzaba a caer y en el horizonte ya se dibujaba la sombra del Teide, ninguna de estas fotos, hacen justicia a la belleza de la estampa.

 

Ascender al Teide y pernoctar

Refugio Altavista (3.265m)

Continuamos caminando, siempre con la ayuda de los dos bastones y ya con las luces frontales encendidas ( totalmente imprescindibles) y a√Īadi√©ndonos capas de ropa, que a pesar de ser finales de Junio, el fr√≠o era considerable. Nuestro ritmo se hac√≠a cada vez m√°s lento, el malestar por la altura se comenzaba a notar y aparecieron las nauseas que me dificultaron un mont√≥n la subida y que no desaparecieron hasta que no me acost√© y dorm√≠ algo.

Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

Al llegar al refugio me impresion√≥ la cantidad de gente que se encontraba por fuera,  ya en sus sacos de dormir, preparados para pasar la noche. Intentamos hacer el menor ruido posible para no molestar, volvimos a descansar un poco ( yo a esta altura ya no pod√≠a ni hablar del malestar que ten√≠a ) pero nos quedaba cerca de una hora m√°s de dur√≠simo camino para llegar a la zona donde dormir√≠amos.

Los √ļltimos metros para llegar para mi estaban siendo una aut√©ntica tortura, gracias a al gu√≠a y uno de los compa√Īeros ( Paco ) que nos ayudaron a cargar las mochilas. Una vez llegamos a la zona donde dormir√≠amos que se llama Llano de los Cochinos , armamos los sacos de dormir, el resto del grupo aprovech√≥ para comer algo, yo s√≥lo recuerdo meterme en el saco y caer rendida. Eran la 1.30 de la madrugada y la alarma sonar√≠a a las 5 de madrugada.

La Rambleta ( 3.536m)

Me despert√© minutos antes que sonara la alarma, ya que se comenzaban a o√≠r voces de los otros senderistas que ya estaba subiendo al pico. Recuerdo abrir los ojos y ver el cielo m√°s bonito que he visto en mi vida. Las estrellas parec√≠a que lo ocupaban todo, algo que me emocion√≥ y me estremeci√≥ totalmente.  Mis compa√Īeras de aventura me comentaron que vieron por la noche muchas estrellas fugaces, yo en el estado que llegu√© no vi nada ūüėú.

Aprovech√© para desayunar algo (no hab√≠a cenado) y por suerte las nauseas hab√≠an desaparecido.  Me sent√≠a como nueva para reanudar el camino.

Nuestro pr√≥ximo objetivo era la zona de La Rambleta, donde se encuentra el telef√©rico ( que a√ļn por la hora que era no funcionaba). Aprovechamos para disfrutar del comienzo de la salida del sol y tomar impulso para el empuj√≥n final.

 

El pico ( 3.718m)

Ver amanecer en el Parque Nacional del Teide es de las mejores cosas que he vivido, un aut√©ntico regalo de la naturaleza, ver como el sol comienza a salir, llenando todo de color y proyectando la enorme sombra del volc√°n que lo hace ver m√°s majestuoso a√ļn si cabe. Una aut√©ntica maravilla.

 

Llegamos al pico, el cual estaba abarrotado de senderistas locales y extranjeros que hab√≠an hecho noche en el parque para poder disfrutar de esa maravilla.  En esta zona es considerable el olor a azufre que emana, pero nada dif√≠cil de soportar.

Disfrutamos el momento, nos tomamos muchas fotos para inmortalizar el momento y disfrutamos con enorme alegría la satisfacción de habernos superado a nosotros mismos. Subir al Teide y dormir bajo las estrellas es una experiencia enriquecedora y muy recomendable.

El descenso 

Descendimos desde el pico hasta la estaci√≥n del telef√©rico, hab√≠amos adquirido los tickets previamente, pero sab√≠amos que pod√≠a no funcionar ( si las condiciones meteorol√≥gicas no eran las adecuadas) y nos tocar√≠a bajar andando. Afortunadamente para nosotros si funcionaba, tardamos s√≥lo 8 minutos en bajar aquellos kil√≥metros que hab√≠amos tardado horas en subir, que locura verdad ??!!! ūüėú

A tener en cuenta – Subir al Teide y dormir bajo las estrellas

  • Por la hora en la que subimos ya no hab√≠a quien nos pidiese el permiso que se necesita para entrar al Parque Nacional, pero si decides subir en horario de ma√Īana o tarde, tienes que pedirlo. Puedes hacerlo en esta p√°gina
  • Nos encontramos con un grupo que hab√≠a subido y bajado andando el mismo d√≠a, la gran diferencia, que s√≥lo portaban una peque√Īa mochila para algo de comer.
  • Si s√≥lo quieres llegar a la cima, desde la base del telef√©rico, es decir,  La Rambleta al Pico, puedes comprar los tickets en est√° p√°gina
  • Recuerda que aunque sea verano debes llevar ropa de abrigo, doble par de calcetines para la noche e imprescindible que antes de meterte en el saco de dormir, te cambies la camiseta interior, para que no se te enfri√© el sudor y puedas entrar en calor. 
  • El saco de dormir se recomienda que sea de traves√≠a ( de 0 a 10 grados) y tambi√©n llevar esterilla aislante.
  • Si van a bajar en telef√©rico como nosotros y llevan dos coches, lo ideal es, dejar uno en monta√Īa blanca y el otro en las inmediaciones del aparcamiento del telef√©rico para luego les sea m√°s f√°cil llegar al coche.

Espero que esta información te sirva para organizar tu aventura y que te animes a dormir en este hotel de un millón de estrellas.

Feliz viaje !!

Compartir

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *